MUJERES UNIDAS POR EL AMOR AL FOLCLOR Y A LA DANZA.

María Josefina vino a traer un nieto desde Venezuela y se quedó bailando en el Grupo de Danza Destellos Folclóricos en Medellín (Antioquia). Conoce cómo a través de la danza se integran mujeres colombianas y nacionales venezolanas. 

El barrio Castilla, en la Comuna 5 de Medellín, Antioquia, es el escenario del Grupo de Danza Destellos Folclóricos, una agrupación conformada por mujeres mayores que aman y disfrutan ritmos colombianos, como la cumbia, el porro y el currulao. Su directora, Piedad Torres, una mujer de 58 años que trabaja liderando el grupo desde el año 2014, ha sido artífice de este proyecto que integra a mujeres colombianas y nacionales venezolanas, a través del folclor y la danza.

“Me vine a traer a mi nieto y me quedé bailando”, así resume los dos años que lleva viviendo en Colombia María Josefina Soriano, una mujer que, en el 2019, dejó Venezuela, su país de origen, para venir a Colombia a compartir con su hija. Los planes de quedarse en el país solo por tres meses cambiaron, cuando por casualidad conoció a Yolanda González, integrante del Grupo de Danza Destellos, quien la invitó a formar parte de esta iniciativa. Desde ese momento, la vida de María Josefina en Colombia se llenó de música y color.

“Yo le dije a María que fuera conmigo al grupo para que conociera gente nueva y estuviera más entretenida, no tan sola por ahí”, afirma su amiga Yolanda, quien fue la encargada de darle la bienvenida al grupo. María llegó a Destellos Folclóricos para aportar su sabor venezolano y alegría, fue muy bien recibida y ha hecho una importante contribución con sus ideas transformadoras.

“La danza me acerca más a la cultura colombiana, y me da posibilidades de integrarme, me ha permitido conocer personas y lugares nuevos, me ha abierto muchas puertas. Compartir con las mujeres del grupo Destellos y su entorno, ha sido una experiencia única y maravillosa”. Afirma María Josefina. Conocerse desde la empatía y la solidaridad les ha permitido a estas valiosas mujeres, afianzar la unión entre nacionales venezolanos y colombianos, compartiendo experiencias y conocimientos, sin importar las fronteras o de dónde vienen.

Esta historia, así como muchas otras que encontrarás en esta página, hacen parte de Juntos Más Grandes, la campaña de prevención de xenofobia de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), con el apoyo de la Oficina de Población, Refugiados y Migración (PRM) del Departamento de Estado de los Estados Unidos.

CONOCE SU HISTORIA AQUÍ